| Mujeres mexicanas se unen contra los narcos

Listas para la guerra

La mexicana María Ibarra esconde en el bolsillo una pequeña pistola calibre 25 mm.

Apenas sabe usarla, pero esta ama de casa no la suelta desde que hace un año se unió a las autodefensas para combatir al cártel que mató a su hijo.

“No la he usado aún, pero estoy preparada para disparar”, asegura esta robusta mujer morena de 37 años mientras vigila la entrada a la comunidad de Buenavista Tomatlán, que en febrero de 2013 fue una de las primeras de la región de Michoacán (oeste) en crear su grupo de autodefensa y alzarse en armas contra los abusos del cártel Los Caballeros Templarios.

Orgullosa de ser una de las primeras en incorporarse a este movimiento, María recuerda con rabia como los narcotraficantes extorsionaban, secuestraban y violaban a mujeres y niñas del pueblo, pero aún no halla fuerzas para explicar el asesinato de su hijo de 18 años. “Esas personas hicieron mucho daño a nuestros chavos (jóvenes)”, dice con la voz entrecortada.

Sin hambre. Mientras vigila los carros que pasan por la carretera, María explica que otra de sus labores en la autodefensa es asegurarse de que nunca falte comida al grupo y, cuando hay enfrentamientos, le ha tocado correr al hospital para llevar a compañeros heridos.

Su historia es como la de decenas de mujeres que, bajo la sombra de los líderes de un movimiento eminentemente masculino, apoyan a las autodefensas encargándose de alimentar y proveer de ropa a los milicianos y también haciendo de enfermeras.

Un puñado de ellas también han tomado las armas como la llamada “Comandante Bonita”, una gerente de una tienda de moda que ha acompañado a los hombres en alguna de las numerosas tomas de pueblos que han realizado las autodefensas para expulsar de Michoacán a Los Caballeros Templarios.

Entre las mujeres autodefensas hay quien se siente heredera de las llamadas “adelitas” de la Revolución mexicana que estalló en 1910.

Aunque no visten falda ni llevan sombrero como las “adelitas” las integrantes de las autodefensas apoyan a los hombres como lo hicieron un siglo atrás mujeres como Adela Pérez Velarde, quien sirvió como enfermera de las tropas e inspiró la canción “La Adelita”.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Listas para la guerra