| Comercio sigue frío con el Mundial

Liberianos con sonrisa a medias

En Liberia no todos están contentos con el Mundial Femenino que tiene como una de las sedes a la Ciudad Blanca.

El comercio sigue frío pese a la llegada de los turistas, ya que la mayoría prefiere jalar a las playas y a los hoteles cinco estrellas.

Sin embargo, el alcalde liberiano, Luis Gerardo Castañeda, anda ilusionado e insiste en ver el vaso medio lleno.

“Gracias a Dios están viniendo bastantes (turistas), ya están empezando a conocer barrios, a entrar a restaurantes, bares y sodas. Estamos muy contentos con la respuesta y con los beneficios que le traen al comercio local”, nos contó Castañeda.

Eso sí, el dirigente aclaró que el clima tan caliente hace que los turistas se interesen mucho por ir a las playas, pues vienen de países muy fríos como Canadá.

“Los delegados me han dicho que primero van a las playas y luego, en la tarde, cuando el día está fresco, vienen a Liberia. Han ido a conocer la Municipalidad, la ciudad, eso sí, les gusta entrar a locales con aire acondicionado o fresco, porque los días para andar en la calle o en el parque están muy pero muy calientes”, agregó el alcalde.

Sin embargo, los comerciantes tienen otra versión.

Por ejemplo, Roberto Corrales se frotaba las manos con este Mundial pues tiene un pequeño abastecedor al costado sur del estadio Edgardo Baltodano, pero las cosas no salieron como él se las imaginó.

“Más bien uno desea que se termine porque lo afecta. El sábado cerraron las calles alrededor y entonces la gente no pasaba a comprar, pues de todas formas no dejan meter frescos ni nada (al estadio), los únicos que venían eran policías a pedir el servicio sanitario”, se quejó este liberiano.

Tampoco ha sido bueno para los que se ganan la vida trasladando gente.

Emérito Cortés tiene un carro de porteo, pero en estos días la ve “ofe” y el sábado pasado mejor se fue a disfrutar de los partidos inaugurales en Liberia.

En el parque se desarrolla el Festival Guanacaste 2014 que es una feria cultural, artesanal y gastronómica para que Liberia se muestre al mundo.

No obstante, a pesar de la excelente oferta de actividades, los turistas tampoco se aparecen masivamente.

“En estos días solo he atendido a una pareja de alemanes. La muchacha me compró algunas cosillas, pero de ahí en adelante solo gente de la misma ciudad es la que llega, no ha sido aún como se esperaba”, comentó Isabel Castro, de Artesanías Filigrana.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Liberianos con sonrisa a medias