| Vendedora de lotería le escribió canción al papa viajero

Juan Pablo II la iluminó

En 1992 Ana María Mendoza se olvidó por un momento de la venta de chances, en el centro de Chepe, para inspirarse y escribirle una canción al papa Juan Pablo II.

La señora, hoy con 57 años, decidió atender el llamado que hizo la Fundación Crecimiento Espiritual para participar en un concurso lleno de versos y estribillos, que consistía en escribirle una canción al Papa.

En ese tiempo Costa Rica guardaba la esperanza de que Juan Pablo II volviera a visitar el país (vino en 1983) y para honrarlo se pensó en escribirle una pieza musical.

Aunque el regreso del Papa nunca se dio, Ana le puso bonito al asunto, pues una vez que la declararon ganadora estuvo a punto de hacerle los arreglos a la letra con el grupo Manantial, pero la banda tenía una gira planeada fuera del país y el plan se frustró.

Ana no perdió la fe y contactó a Flory, hermana del popular músico Paco Navarrete (ya fallecido) y entre las dos montaron la canción “Bienvenido viajero”.

Al final, Ana, Flory y los niños del coro Abatara fueron los encargados de interpretar la alegre canción que destaca por versos como: “Juan Pablo II esperamos tu pronta visita y cuando beses nuestro suelo esperamos tu bendición”.

Papa agradecido. La canción llegó a manos de Juan Pablo II, gracias a la intercesión de Radio Fides, por lo que Karol Wojtila le mandó una carta en agradecimiento. Ana guarda la carta como si fuera un tesoro en su casa, ubicada en Cedros de Montes de Oca.

Pero doña Ana no fue la única afortunada de la familia en tener contacto con el Papa, ya que su hermana Clara lo conoció en 1983, cuando trabajaba en el Hospital Nacional de Niños.

“Nos habían dado la orden de no tocarle ni la sotana, pero nuestra sorpresa fue cuando el mismo Papa fue el que nos dio la mano a cada uno de los que estábamos en el cuarto piso ”, recordó emocionada doña Clara.

Por esas experiencias religiosas, Ana y Clara mantienen un altarcito del papa a la entrada de la casa para tenerlo cerca.

Además, tienen un retrato de su santidad en una de las paredes de la casa rodeado por un enorme crucifijo de madera y hace poco consiguieron una medallita conmemorativa a la visita del papa, al país, hace ya 31 años.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Juan Pablo II la iluminó