| Morado se tiró el clásico en la Guácima

Inolvidable primera vez

Unos compas que trabajan en un “call center”, en Chepe, hicieron planes para jalar al autódromo La Guácima desde hace varios días, sin darse cuenta que la fecha que escogieron coincidía con la mejenga de la final entre la Liga y Saprissa, en Alajuela.

Poco después se dieron cuenta del zafis, pero los fiebrazos no se echaron para atrás y decidieron darle viaje al “ride”.

Uno de los que prefirió la velocidad fue Randy Sosa, quien nunca había ido a La Guácima.

En medio del ruido de los motores, Sosa le echó porras a su amado Saprissa. El morado hizo bizco, pues mientras trataba de no perderle el paso a las carreras, también se esforzaba por no descuidar la pantallota que hay en la torre de la pista.

“Es primera vez que vengo acá, pero está tuanis echarse el partido desde aquí. Ha sido algo muy diferente, una experiencia bonita entre el ‘ride’ de los carros y toda la vara” destacó Sosa emocionado.

El joven, vecino de Guadalupe, es bueno para los pronósticos, ya que anticipó que la mejenga iba a terminar 0-0 y la pegó.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Inolvidable primera vez