| Doña Julieta Carballo le lleva lo mejor de su cosecha al patrono de los agricultores

Hace yunta con san Isidro

Como buena agricultora, doña Julieta Carballo tiene una tradición que cumple fielmente cada año.

En las vísperas de la fiesta de san Isidro Labrador ella escoge lo mejor de la cosecha para presentarlo al santo de los agricultores y agradecerle por toda la ayudadita que les ha dado en el año.

“De las cosechas más cercanas a la fecha de la fiesta se escoge lo mejor y es lo que se presenta. Hacer esto da una satisfacción muy grande”, aseguró la devota, vecina de San Isidro de Heredia.

Lo que le lleve al santico va a depender de lo que hayan sembrado por esos días, pero por lo general son tomates, cebollas y papas.

Este no es solo el propósito de doña Julieta, ya que muchísimos agricultores tienen la costumbre de hacer este donativo cada 15 de mayo, día en que se conmemora a san Isidro.

Otros, en lugar de llevar algún fruto, prefieren ir con los bueyes o algunas semillas para que el padrecito les eche la bendición.

Doña Julieta no duda en reconocer que todo agricultor debe sentirse muy identificado con la figura de este santo de origen español.

“Él fue un excelente agricultor y un hombre de campo, por eso es que lo vemos como nuestro patrono. Claro que las cosas se las pedimos primero a Dios y después a san Isidro como un intercesor que tenemos en el cielo”, explicó.

Por el matrimonio. Aunque ahora celebra esta tradición con gran devoción, doña Julieta la empezó a vivir desde que se casó.

“Me hice agricultora cuando me casé y empecé a trabajar la tierra con mi esposo. Hace 43 años es que vivo la tradición”, contó.

Y no le han fallado porque cada uno de estos 43 años han llevado lo mejor de su cosecha.

“Es muy satisfactorio poderle donar del fruto de la tierra porque producir no es fácil. Todo agricultor debe tener fe en Dios, quien a través de san Isidro nos da una manita”, aseguró don Rigoberto Chávez, esposo de doña Julieta.

Don “Beto” sí vive esta tradición desde chiquitillo, ya que viene de una familia de campo que le heredaron la devoción y la confianza en este santo.

Dos de los cuatro hijos de este matrimonio decidieron seguir el oficio de los papás, por eso esta familia mantendrá viva la costumbre de llevar lo mejor que produzcan a Dios y a su patrono.

¿Quién es?

San Isidro Labrador es considerado el patrón de los agricultores. Nació en Madrid el 4 de abril de 1082. Se casó con santa María de la Cabeza y a lo largo de su vida se dedicó a trabajar como labrador y carpintero. Su vida, aparte de ser muy sencilla, estuvo marcada por una profunda fe y devoción a la Virgen. Murió en 1172, ya todos los consideraban santo. Fue canonizado en 1622 y su fiesta se celebra el 15 de mayo.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Hace yunta con san Isidro