| al capri llegaban famosos del bajo mundo

La Habana reabre el “hotel de la mafia”

Hubo una época en la que el hotel Capri era frecuentado por gente conocida como “The Blade” (Cuchillo) y “The Fat Butcher” (el Carnicero Gordo).

También se alojaban allí actores que interpretaban a mafiosos en la pantalla grande. George Raft, que hizo de bandido en la versión de “Scarface” (Cara cortada) de 1932, recibía a la gente y se alojaba en un penthouse del piso 19.

Los días en que La Habana era un imán para actores de cine y mafiosos terminaron con la revolución castrista de 1959 y el hotel entró en un lento declive. Sin embargo, el Capri acaba de abrir nuevamente después de estar cerrado más de una década.

Su renacer es parte de un nuevo esfuerzo de Cuba por explotar su fama prerrevolucionaria de destino festivo y atraer dólares de turistas a su presente socialista.

Construido en 1957, el Capri fue durante un breve período uno de los sitios favoritos de los mafiosos. El night-club del hotel fue manejado por Charles Tourine (The Blade) , en tanto que Nicholas di Costanzo (The Fat Butcher) administraba el casino. Ambos eran figuras de poco renombre asociadas con capos más conocidos del bajo mundo como Meyer Lansky y Santo Trafficante.

Los mafiosos se codeaban allí con las estrellas de Hollywood. Errol Flynn, popular actor y notable playboy, frecuentaba el Salón Rojo, donde bailarinas de cabaret bailaban para los turistas.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: La Habana reabre el “hotel de la mafia”