| Pérez Zeledón empató 2-2 frente al Cartaginés y seguirá en la Primera División

“Guerreros” sobreviven

La parada de peluca que vivieron los “Guerreros del Sur”, en el cierre del Torneo de Verano, terminó ayer cuando lograron empatar 2-2 frente al Cartaginés.

Los isidreños lograron sobrevivir y alejaron al fantasma del descenso, gracias a las derrotas que sufrieron Puntarenas F.C. y Limón F.C.

Los chuchequeros fueron goleados ayer (0-3) por Uruguay de Coronado, mientras que los limonenses cayeron en casa 0-2 contra Herediano, el sábado.

Los de Pérez podrán ir el miércoles al Morera Soto y enfrentar a la Liga con total calma, pues ese puntito frente a los paperos los alejó de la bronca por el descenso.

La mejenga. Pérez Zeledón sabía que tenía que pellejearla y por eso entró con todo. Apenas al minuto 3 cayó el primer pepino por intermedio del uruguayo Fabrizio Ronchetti.

Ronchetti hizo una gran jugada por la banda izquierda; recibió un pase, dominó, se quitó la marca de Pablo Herrera y con un derechazo esquineado venció al portero Alejandro Gómez.

Los generaleños sacaron caja y tomaron el control de la pecosa. Al 17, Gómez salvó a los brumosos en un mano a mano contra Fabrizio, quien se quedó con el grito de gol en la garganta.

Cartaginés lo intentó, pero le costó mucho llegar al marco de Luis Diego Sequeira.

No obstante, los visitantes sorprendieron cuando Leandro Silva se salió del libreto y aprovechó una serie de rebotes en el área local para darle un zurdazo a la chocobola, desde fuera del área, y clavar un golazo para el 1 -1.

Con un nudo. En el segundo tiempo, Pérez arrancó con un nudo en la garganta.

Apenas al minuto 46, Erick Scott le robó la espalda a los centrales y aprovechó un gran pase de Kevin Vega para poner el 2 - 1 a favor de los brumosos.

Los dirigidos por Daniel Casas sabían que una derrota los dejaba en la pelea por el descenso y por eso se mandaron con todo al ataque, en procura de la igualada.

Al 51 la tuvo Ronchetti y al 59 fue el defensor brumoso Juan Diego “Chino” Madrigal, quien sacó el balón de la línea de gol.

El premio al esfuerzo de los locales llegó al minuto 58 cuando el panameño Brunet Hay puso el empate a dos, aprovechando un rechazo del arquero Gómez, quien no pudo atrapar un cabezazo de Ronchetti. El “pana” no perdonó y se vistió de héroe.

Los locales pudieron terminar ganando la mejenga, pero el tiempo no les dio para tanta alegría. Al final cumplieron la tarea.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: “Guerreros” sobreviven