| daño moral por choque

Familia pidió ¢51 millones

Un hombre de apellidos Muñoz Solórzano está sentado desde ayer en el banquillo de los acusados, en la sala 1 de los Tribunales de Cartago, como sospechoso de la muerte de dos personas.

La fatalidad ocurrió el 30 de diciembre del 2007, cuando Muñoz colisionó el tráiler que conducía contra una buseta en la que se trasladaba una familia de San Carlos a Pérez Zeledón. En el accidente fallecieron Guadalberto Miranda Fernández, de 14 años, y uno de sus cuñados Roy Nuñez Castro, de 34.

La abogada Beatriz Rivas, quien representa a la familia de las víctimas indicó que están pidiendo ¢51 millones por daños morales.

Muñoz no quiso declarar en el inicio del juicio. Minutos después se comenzó con el testimonio de la señora Maurilia Castro, mamá Roy Núnez. La señora se mostró fuerte a pesar del duro momento que tuvo que afrontar.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Familia pidió ¢51 millones