| Juicio en Puris

Esperan justicia por frutero

La familia de don Gerardo Elizondo espera que el juicio por su muerte termine con una buena sentencia.

Elizondo, quien era un querido vendedor de frutas del centro de Puriscal, falleció el 21 de marzo del 2011 cuando estaba recibiendo un pedido y un carro lo atropelló.

El conductor de apellido Marín manejaba pasado de tamarindos.

Los jueces recibieron ayer la declaración de varios testigos que coincidieron en que el accidente se dio por imprudencia de Marín.

Los familiares del fallecido presentaron una demanda civil por un monto que se desconoce. Se espera que el juicio termine hoy.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Esperan justicia por frutero