| OIJ investiga fallecimiento de chiquita de 4 años en desamparados

Dolor por muerte en Jericó

Dolor, desconsuelo y muchas dudas hay desde el viernes en la noche en Jericó de Desamparados.

En cuanto los vecinos supieron que había muerto una chiquita de cuatro añitos empezaron a preguntarse qué había pasado, pero saberlo no fue sencillo.

La niña y un hermanito de menos de un año fueron dados en adopción por el PANI hace cinco meses. De acuerdo con las autoridades la que tenía la custodia de los dos era una mujer de apellido Calderón y de 45 años.

Los pequeños vivían en la casa de Calderón, ubicada en barrio Nazaret, en Jericó.

El Viernes Santo a las 11:30 de la noche llegaron ambulancias y oficiales de la Fuerza Pública. Algunos vecinos se levantaron a ver qué pasaba, alertados por el ruido constante de las sirenas.

Doña Olga Navarro fue una de las que se preocupó y prefirió levantarse para ver si podía ayudar.

“Los cruzrojistas se bajaron corriendo, hasta ese momento no sabía qué era lo que ocurría. Pensé que se trataba de algún vecino que estaba mal de salud”, contó ayer la señora.

Más de 45 minutos permanecieron los paramédicos dentro de la casa de Calderón. Hasta ese momento ningún vecino sabía quién era la persona que necesitaba atención médica.

Algunos lugareños detallaron este sábado que poco después de la medianoche los socorristas salieron de la propiedad con un semblante apagado y murmuraban que lamentablemente no pudieron salvarle la vida a la chiquita.

En ese momento los vecinos supieron qué había pasado.

Pasada la una de la madrugada agentes de la Sección de Turno Extraordinario (SITE) del OIJ llegaron hasta la propiedad para recoger los primeros indicios de este extraño fallecimiento.

Con golpes. Juan Carlos Arias, subjefe regional de San José, indicó a La Teja que la Policía se quedó vigilando la casa.

“El caso quedó en manos de los judiciales; preliminarmente se maneja la versión de que la pequeña presentaba un cuadro de desnutrición, señales de golpes antiguos en la cabeza y hasta quemaduras”, detalló Arias con base en la información preliminar.

Estas lesiones también fueron confirmadas por la oficina de prensa del OIJ.

Supuestamente Calderón les mencionó hace una semana a algunos de sus vecinos que a la pequeña le había caído una olla de agua hirviendo, pero La Teja no pudo confirmar esa información y tampoco que la niña no había recibido atención médica por ese accidente.

Rescatan a hermanito. La Oficina de Atención Inmediata del Pani le confirmó a La Teja que ayer a las 8 de la mañana fueron a la casa de Calderón para recoger al hermanito de la niña fallecida.

Dijeron que darán más información el lunes, pues recogen información y están a la espera de los resultados de la autopsia que determinará las verdaderas causas de la muerte de la pequeña.

Creo que...

Juan Carlos Arias

Olga Navarro

Jeffrey Salazar

Policía

Vecina

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Dolor por muerte en Jericó