| Cientos de familias llevan Ocho días a secas

Dolor de jupa en Puntarenas

Cientos de familias de la comunidad de Aranjuez, en Puntarenas, se tiraron ayer a la calle para protestar por la escasez de agua que sufren desde hace ocho días.

Decenas de personas bloquearon con piedras, ramas y llantas el paso de vehículos por la única vía que une a Guanacaste con Puntarenas y Cambronero.

Según los vecinos, Villa Bruselas es la comunidad más afectada con la falta de agua. La familia Cortés Elizondo es una de las tantas que la están viendo “ofe”.

“Ya estamos cansados de no tener agua. Uno no sabe ni qué hacer para poder cocinar y hasta el aseo personal es complicado. En mi casa vivimos mi esposo, mis dos hijos y yo”, dijo doña Leticia Elizondo.

El bloqueo de los vecinos se prolongó varias horas (9 a.m. a 12:30 p.m.) y generó presas de hasta ocho kilómetros en ambos sentidos de la carretera.

La protesta concluyó luego de la promesa de los funcionarios de AyA de solucionar el problema en los próximos días. Además ayer los surtieron con el preciado líquido por espacio de tres horas para que pudieran recoger lo necesario.

“Hasta la escuela se ve afectada por la falta de agua. Hoy (ayer) se mantuvo cerrada y solo nos hicimos presentes los docentes”, aseguró don Gilberto Largaespada, director de la escuela Villa Bruselas.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Dolor de jupa en Puntarenas