| Manudos cantaron todo el partido

“La Doce” no hizo falta

La barra brava liguista no se asomó al Estadio Nacional y fueron los simples aficionados manudos los que montaron la fiesta y los cánticos en el clásico.

“La Doce” no llegó al “estuche” y el sector norte, donde suelen acomodarse, se llenó de camisetas rojas y negras.

Fue en ese sector donde se escuchó más el grito de la afición y en el que comenzaron a motivar al resto de manudos que estaban repartidos entre las 21.000 personas que llegaron.

Los liguistas estaban alegres, aunque algunos extrañaron a la barra organizada.

“Me gusta ver el estadio con las barra, pero solo del equipo local. Soy socio y me gusta el ambiente que arman. Solo hay que eliminar a los delincuentes”, manifestó Mauricio Jiménez.

Un criterio parecido tuvo Daniel Leiva, quién agregó que la prensa le metió mucho miedo al aficionado.

“Nosotros vivimos del fútbol y yo he venido muchas veces al estadio y no ha pasado nada”, dijo un poco enojado el liguista.

Un rojinegro que tuvo un criterio muy distinto a este par fue Luis Alberto Vargas.

“Me gustaría ver este estadio sin barras aunque la seguridad la debe de tener uno mismo. Me parece que lo sucedido la semana pasada pasó factura y por eso el estadio no se llenó”, dijo.

La directiva manuda no reportó ningún incidente dentro del estadio Nacional, que estaba abarrotado de seguridad.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: “La Doce” no hizo falta