| Restos de entrenador serán incinerados

Dejó muchos recuerdos

La muerte de Erick Arnoldo Carvajal Sánchez no dejó tristeza entre los familiares y amigos cercanos, quienes recordarán las sonrisas y conocimientos futboleros que siempre les entregó.

Carvajal falleció junto con Virginia González Rodríguez, compañera de trabajo, el miércoles a las 10:40 a.m. en Abangares, Guanacaste, al chocar con un tráiler.

Lilly Eduarte, suegra de Carvajal, comentó que ese viaje se hizo para que la muchacha conociera la ruta nueva de trabajo que debía cubrir.

“Ellos trabajaban para las tiendas Mundo Mágico, andaban por todo el país. Erick tenía que enseñarle la ruta, pues ella sería la responsable de seguir recorriendo esas tiendas”, explicó doña Lilly.

“Erick siempre manejaba pero el carro se le dañó hace unos días y se fueron en el vehículo de ella. No sabemos qué fue lo que le pudo ocurrir a la muchacha para que perdiera el control”, contó Eduarte.

“Payaso Bombón”. Erick era conocido en la familia como el “payaso Bombón”.

“Siempre sacaba sonrisas, se apuntaba a todo y procuraba hacernos felices. El domingo la pasamos juntos y como de costumbre nos sacó risas”, recordó Lilly.

Carvajal trabajaba de día y en las noches entrenaba a los niños y adolescentes de Belén y San Pablo de Heredia.

“Siempre amó el deporte y no había cansancio que lo detuviera para enseñar a los más pequeños”, expresó un pariente.

A Carvajal lo velaron en el Magisterio de Heredia y posteriormente le realizaron un culto para incinerar sus restos.

Hijo grave. José Eduardo Carvajal, hijo del fallecido, permanece muy delicado en el hospital México. Los doctores señalan que presenta problemas en uno de los pulmones.

El sobreviviente no trabajaba para el Grupo Mundo Mágico, pero regularmente acompañaba a su padre a todas las giras.

Creo que...

Lilly Eduarte

Alejandra Portuguez

Suegra

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Dejó muchos recuerdos