| Aplicación lo prepara antes de hablar con el padrecito

Confiésese con el “celu”

Milena Salazar es una católica muy devota y aprovecha estos días de Semana Santa para ponerse en orden con papito Dios.

Esta vecina de Pavas hace la tradicional fila para confesarle al padrecito sus faltas.

Mientras espera el turno hace un recuento de los pecados cometidos, pero algunos tienden a quedarse escondidos en la memoria.

Sin embargo, este año Milena le sacará el jugo a la tecnología y utilizará una aplicación llamada Confession para poder hacer un examen de conciencia previo y así llegar más clara a destapar los tamales.

“La aplicación le ayuda a uno saber en cuáles áreas de su vida falló. Ayuda mucho a la hora de estar frente al padre para confesarlos”, dijo la muchacha de 24 años.

La aplicación, que se puede utilizar en iPhone y iPad, fue diseñada por el reverendo Thomas G. Weinandy, director ejecutivo de la Secretaría de Doctrina y Prácticas Pastorales de la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos, y por Dan Scheidt, pastor de la Iglesia católica de la Reina de la Paz en Mishawaka, Estados Unidos.

La idea de estos líderes fue facilitar a los católicos el sacramento de la reconciliación, pues Confession es el asistente perfecto para cualquier penitente.

“En estos tiempos tan tecnológicos estas herramientas pueden facilitar mucho las cosas. Eso sí, hay que tomar en cuenta que eso es solo una ayuda y no sustituye el encuentro personal”, dijo el padre José Manuel Díaz.

José Francisco Ulloa, obispo de Cartago, agregó: “Es una buena idea utilizar este tipo de herramienta, si las preguntas ayudan a que la persona se ubique y pueda llegar más clara a la penitencia”.

Paso a paso. Destapar los pecados en el “celu” es muy sencillo, pues solo tiene que descargar la aplicación (cuesta un rojo) y luego ir contestando algunas preguntas que le ayudarán a identificar las áreas en las que ha estado fallando y que debe confesarle al padre.

Algunas interrogantes de la aplicación son: ¿alguna vez he dicho una mentira deliberadamente? ¿Se ha involucrado en prácticas ocultas? ¿Has robado en los últimos meses, semanas o días? ¿Ha sido compasivo y solidario?

El examen de conciencia es único para cada usuario y se basa en edad, sexo y vocación (soltero, casado, sacerdote, o religioso).

Confession se utiliza con un tutorial que indica la última confesión en días, semanas, meses y años. Así la persona se ubica como Dios manda. También tiene cuentas de usuario protegidas por contraseñas.

En Estados Unidos es un éxito y en Tiquicia muchos jóvenes le están agarrando el toque.

Creo que...

bruno person

Milena Salazar

Marvin Gamboa para LT

administrador

Estudiante

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Confiésese con el “celu”