| chofer y pastor enviados a prisión preventiva

Cielo con más angelitos

Los dos presuntos responsables de la muerte de 32 niños en un autobús, que se incendió en el Caribe de Colombia, fueron enviados a prisión.

La medida afectó a Jaime Gutiérrez y a Manuel Salvador Ibarra, quienes respectivamente eran el chofer del bus y el pastor evangélico que lo contrató.

La tragedia ocurrió el mediodía del domingo en el municipio de Fundación, en el departamento de Magdalena.

Las autoridades lograron establecer que el bus sólo contaba con el sistema de funcionamiento a gas, por lo que tanto el conductor como el líder espiritual, al no conseguir que les vendieran este combustible por las malas condiciones en que se encontraba la buseta, habrían decidido instalar un dispositivo artesanal irregular para el suministro de gasolina.

La Fiscalía relató: “este sistema consistía en colocar una manguera al carburador y suministrar la gasolina para hacer funcionar el vehículo; con ello lograron realizar tres viajes antes del siniestro” .

En el informe oficial se indicó que, al parecer, el autobús se apagó en dos ocasiones por falta de gasolina. “Al manipular el dispositivo instalado permitió que se regara combustible alrededor de la tapa del motor, lo que ocasionó que se produjera una chispa en el motor de arranque, causando el inicio del incendio y posterior muerte de los menores”, detalla.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Cielo con más angelitos