|

Chepito y san Valentín

San Valentín fue un sacerdote de allá por el siglo III, que ejercía su ministerio en la Roma gobernada por el emperador Claudio II, que prohibió la celebración de matrimonios entre los jóvenes porque, según él, los solteros sin familia eran mejores soldados al tener menos preocupaciones.

El emperador Claudio II al tener tan fuerte rival, ya que Valentín era muy querido por el pueblo, lo llamó al palacio y ordenó que lo encarcelaran.

El carcelero vio, además, una valiosa oportunidad para ridiculizar al religioso y bajarle el piso.

Así que lo retó a que le devolviera la vista a una hija suya, llamada Julia, quien nació ciega. Valentín aceptó el desafío y, en nombre de Dios, se puso a orar y le devolvió la vista.

En agradecimiento, el carcelero y su familia se convirtieron al cristianismo.

Claudio II, sin embargo, lo mantuvo preso y lo mandó a ejecutar.

Esa es la historia de san Valentín, muy lejos de las escenas románticas, pero muy cercana hacia la solidaridad con los que son maltratados.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Chepito y san Valentín