| Joven le sonríe a la vida después de estar 22 días en coma

Caída no venció a Daniel

Daniel Eduarte es un joven de 22 años que ahora le sonríe a la vida más que nunca después de estar al borde de la muerte.

El 1 de julio del año pasado estaba en la pista de un amigo en Escazú praticando “dirt jumping”, que son saltos en cleta.

Todo iba bien y solo recuerda el momento en que cayó, cree que se le resbaló la llanta delantera.

“Por dicha andaba casco y rodilleras, dicen que me golpeé muy duro. Me dio un paro cardiorespiratorio y me colapsó un pulmón. Por dicha la ambulancia llegó rápido”, contó el joven vecino de Heredia.

Daniel pasó dos semanas en coma y ocho días más en coma inducido en el San Juan de Dios.

Desde que ocurrió el accidente sus dos ángeles, que son sus papás Luis Eduarte y Fressy Aguilar, no se despegaron de él y fueron los primeros que vio cuando despertó.

Pablo Campos, fisioterapeuta de Daniel, nos contó que el muchacho sufrió una lesión fuerte en la cabeza. Eso hizo que el lado derecho del cuerpo sufriera una alteración que le afectó la sensibilidad y la movilidad para, por ejemplo, agarrar cosas con la mano.

El joven estudiante de publicidad salió un mes después del hospital y desde entonces no ha dejado de ponerle ganas a las terapias. Se ha esforzado tanto que ya logró volverse a subir en la “cleta”.

“En cinco meses ha tenido grandes avances, ha ido cumpliendo sus metas. Viene a terapia cuatro veces por semana durante dos horas y hace otros ejercicios en la casa. Él no era capaz de saltar y perdía el equilibrio, hoy salta con mucha facilidad y ahora tenemos una nueva meta: trotar y luego correr”, comentó Campos.

Daniel asegura que el apoyo de la familia, los amigos y los compañeros de brete fue clave para que mejorara porque siempre le demostraron que creían en él.

El valiente

Daniel Eduarte

22 años, estudiante de publicidad, vecino de Heredia.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Caída no venció a Daniel