| Árbitra brasileña destaca por su físico

Belleza pone orden

Fernanda Colombo Uliana ha saltado al estrellato del fútbol brasileño sin marcar un solo gol.

La “Bandeirinha”, como se conoce a la juez de línea, se ha convertido en un fenómeno mediático gracias a su belleza, pero eso no le ha servido de escudo contra las críticas por su labor arbitral.

Fernanda Colombo tiene 25 años y esta temporada ha dado el salto desde el modesto Campeonato de Santa Catarina a partidos de primer nivel en el Brasileirão o en la Copa de Brasil.

Natural de la misma zona de Brasil que alumbró otra belleza rubia como Gisele Bündchen, su melena y su cuerpo atlético pronto se convirtieron en objetivos de las cámaras en un país donde las musas de los equipos conquistan casi tantos titulares como los jugadores.

Pero su belleza no la hace inmune a las críticas. Después de un partido entre São Paulo y CRB, el técnico local Muricy Ramalho no se cortó.

“Ella es guapa, pero falló mucho. Tiene que arbitrar mejor”, dijo el veterano entrenador tras ver dos claras oportunidades de Luis Fabiano y Pato anuladas por fuera de juego inexistente.

El fin de semana pasado, en otro choque de gran atención mediática como el Atlético Mineiro-Cruzeiro, Fernanda Colombo volvió a pifiarla.

Marcelo Oliveira, entrenador del Cruzeiro, pidió una mano de Otamendi en el área del Atlético y señaló directamente a la atractiva asistente. Un fuera de juego a Alisson acabó por redondear las quejas visitantes, que perdieron 2-1.

Más contundente fue Alexandre Mattos, director deportivo del Cruzeiro: “Si es guapita, que pose para Playboy, pero para el fútbol tienes que valer”.

Pero la locura por Fernanda sigue y la Confederación Brasileña de Fútbol decidió poner a la joven en la lista de candidatos a una licencia FIFA.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Belleza pone orden