| Famosos apoyan al brasileño Alves víctima de racismo durante una mejenga

Bananos en boca de todos

Un modesto banano se convirtió ayer en la más contundente arma en la lucha contra el racismo.

Se trata de la fruta que el domingo le tiraron al jugador brasileño del Barcelona Dani Alves, durante el encuentro que enfrentó a los culés con el Villarreal, en el estadio de El Madrigal.

“Armados” con un banano, futbolistas, artistas, políticos y miles de ciudadanos anónimos de todo el mundo mostraron a través de las redes sociales su repudio contra un acto que mereció, incluso, la condena del secretario general de la Naciones Unidas, el surcoreano Ban Ki-moon.

La foto iba con la frase “todos somos macacos (especie de mono)” con la que estrellas de la talla del delantero argentino Sergio “Kun” Agüero o el brasileño Neymar, que no dudó en fotografiarse junto con su hijo con un banano en las manos, quisieron demostrar que no hay sitio para el racismo en el mundo del fútbol.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, aseguró que una de las prioridades en el Mundial será la lucha contra el racismo.

“Brasil levanta la bandera del combate a la discriminación racial en el Mundial de fútbol”, señaló Rousseff.

Tolerancia cero con las actitudes racistas y xenófobas que también proclamó el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter.

“Lo que Dani Alves toleró es una salvajada. Debemos combatir todas las formas de discriminación unidos. Habrá tolerancia cero en la Copa del Mundo”, escribió Blatter en su cuenta de Twitter.

Condena a la que se unió la Federación Española de Fútbol que a través de su presidente, Ángel María Villar, recalcó que el fútbol español está en contra del racismo y la xenofobia.

De hecho, el Villarreal anunció ayer la identificación del aficionado que arrojó el plátano al defensa, al que se le retiró el carné de socio del club y se le ha prohibido la entrada en el estuche “de por vida”.

Esta sería una medida ejemplarizante con la que se pretende acabar con este tipo de actitudes racistas, aunque como demostró el propio Alves, que no dudó en recoger el banano que le tiraron y comérselo sobre el propio terreno de juego, el humor puede ser la mejor arma contra el racismo.

De hecho, desde ayer, morder un banano se ha convertido en un nuevo hito en la lucha contra el racismo, como demostraron desde la delantera Marta, la mejor jugadora de fútbol de todos los tiempos, hasta los jugadores del Chelsea David Luiz, Oscar y William, sin olvidar al brasileño del PSG Lucas Moura o el también internacional brasileño Fred.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Bananos en boca de todos