| El líder liberacionista reconoció que los costarricenses quieren un cambio

Araya obedeció las señales

Johnny Araya prefirió hacerse a un lado.

El líder del Partido Liberación Nacional sorpresivamente abandonó ayer la campaña presidencial y le dejó el camino libre a Luis Guillermo Solís, del PAC en esta segunda ronda.

El Liberacionista dijo, en conferencia de prensa, que desde hace varias semanas ha estado ojo al Cristo con las señales que se le presentaron y todo le indicó que debía retirarse de la lucha electoral.

“He percibido el sentimiento de los costarricenses, he oído sus razones, he consultado sondeos y he comprobado la existencia de una voluntad inclinada por el relevo del partido en la gestión del gobierno”, expresó Araya quien dio el notición ayer a la 1:40 p.m ., en el Hotel Crown Plaza, antiguo Corobicí.

Evitar el desgaste. Araya aseguró que era mejor evitar el desgaste de lo que significaría participar en una segunda ronda electoral, pues la cosa para él está difícil y llena de obstáculos.

“Los recursos y el tiempo son limitados como inmensa es la tarea de revertir la tendencia contraria”, enfatizó el líder.

Además, dijo, que abstenerse de realizar una campaña de cara a los penalitos de abril evitaría la gastadera de “harina”.

“La prudencia aconseja no gastar millones de colones en propaganda, reuniones y movilizaciones”, destacó el candidato quien también adelantó que próximamente recorrerá el país para abrazar a sus dirigentes a quienes no expondrá a “un proceso desgastador que podría afectar el alma nacional”

Con todas las de la ley. El verdiblanco dejó bien claro que acata las normas constitucionales que le impiden dejar la candidatura botada, pero no realizará ninguna actividad más de cara a la segunda ronda.

El jefe de campaña del PLN, Antonio Álvarez Desanti, dijo que el anuncio lo dieron hasta ayer porque estaban esperando los resultados de varias encuestas y analizando con lupa cada detalle.

“Hemos estado interpretando y analizando la situación desde hace algún tiempo y la tomamos por decisión unánime.

“Realmente nos jugó una mala pasada dejar de lado el sentimiento que tienen los costarricenses de terminar con el continuismo”, explicó Desanti.

Agradecido. Antes de cantar viajera, el mandamás de los liberacionistas agradeció todo el apoyo que los costarricenses le han dado a la fracción y que lo honraron con su voto.

“El trabajo de de decenas de miles de colaboradores hizo posible el resultado del dos de febrero. La gratitud de nuestro partido, de los diputados electos, y la mía personal es grande para con todos”, concluyó.

Numeritos. En la primera ronda del 2 de febrero, Araya consiguió el 29,71% de los votos, por debajo de Solís quien obtuvo el 30,64% de los sufragios válidos. Como ninguno obtuvo el 40% de los sufragios el Tribunal ordenó la segunda ronda como lo dicta la constitución.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Araya obedeció las señales