| Cheo fue sepultado ayer

Adiós al ritmo de salsa

Cientos de familiares, amigos y admiradores recibieron en el Centro de Convenciones de Ponce el ataúd del salsero y bolerista puertorriqueño Cheo Feliciano, quien fue enterrado ayer en su natal Puerto Rico.

Las personas andaban camisetas alusivas al cantante fallecido el pasado jueves en un accidente de tránsito, a los 78 años, y portaban carteles con mensajes que prometen eterno recuerdo para uno de los grandes de la salsa.

La comitiva con los restos del legendario intérprete de temas como “Anacaona”, “Amada mía”, “El ratón” y “Juguete” partió muy temprano desde San Juan, donde el cadáver fue velado por dos días en un gran recinto al que acudieron miles de personas.

A la llegada del féretro un coro de plena, uno de los géneros musicales autóctonos de Puerto Rico, le cantó “Salomé, Anacaona, yo llego a Ponce, ahora tu pueblo no llora”.

A la vela llegaron los artistas Rubén Blades, Gilberto Santa Rosa, Luis Enrique, Tito Nieves, Ismael Miranda, Andy Montañez, Domingo Quiñones, Juan José Hernández y Moncho Rivera.

El velorio se convirtió en toda una celebración de su música y durante todo el fin de semana no dejaron de tocar sus canciones.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Adiós al ritmo de salsa