| Folclorista se repone en la casa después de una infección

Lencho pega un buen susto

-

Cuidados. Médicos recomendaron a Salazar no agitarse y caminar poco.
Cuidados. Médicos recomendaron a Salazar no agitarse y caminar poco. (Jeannine Cordero.)
ampliar

Alajuela

Una infección en las glándulas y la presión hasta el tope mandaron ayer al hospi al folclorista Lorenzo “Lencho” Salazar.

Lo bueno es que no lo dejaron internado, solo estuvo unas horas en observación en el Blanco Cervantes y ya se recupera en su casa, en La Garita de Alajuela.

A pesar del sustote que le pegó a su familia, el creador de piezas como “La culpa la tuvo el guaro” se alista para apagar sus 84 velas.

Su esposa, Ana Solano, contó que ayer, cuando Lencho se despertó, pasadas las 7 a .m., lo notó decaído y se preocupó.

“No podía levantarse de la cama, estaba mareado y se lo llevaba el peso de la cabeza, como cuando un bebé de seis meses se cae porque no puede sostenerse solo”, explicó la señora.

Ana, quien ha estado a su lado en los últimos dos años, confesó que es la primera vez que la pone más nerviosa de la cuenta.

“Por suerte en eso me llamó un sobrino de él y le conté lo que estaba pasando y él me dio el número de unos paramédicos privados y nos llevaron directo al hospital”, contó Ana.

A chinearlo más. Los exámenes que le hicieron en el hospital descartaron que el corazón del querido músico estuviera malito.

Eso sí, los doctores le recomendaron tener mucho reposo, no agitarse y evitar caminar mientras los medicamentos combaten la infección.

“Él (Lencho) me dijo el domingo que se sentía con calentura, yo creo que desde ahí se sentía mal, pero lo toqué y no estaba caliente. Fue cuando se despertó que lo vi todo decaído”, detalló su esposa.

Las 84 primaveras de Lencho serán este viernes 4 de diciembre. Para celebrar como se debe, su familia le está organizando un fiestón para el domingo en su antiguo rancho de Lencho, también en La Garita.

“Será un almuercito entre la familia y los amigos más cercanos y van a llegar varios músicos amigos de él.

“La doctora me dijo que no había problema que asistiera siempre y cuando no se agite ni se ventee mucho”, dijo la esposa.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Lencho pega un buen susto