|

Lady Gaga limpió a todos en los Óscar

La excéntrica Lady Gaga pegó porte y la vara en la entrega de los Óscar dejando a miles de espectadores con la boca abierta.

La polémica artista cambió los chaines extravagantes y se mandó al escenario en un vestido digno de una princesa, mientras cantaba algunos de los temas más hermosos de Hollywood.

Su esperada participación en los premios de la Academia fue un homenaje por los 50 años del cintón "La novicia rebelde".

No solo impactó por su vaporoso vestido de tules blancos, sus tatuajes y el pelo rubio, sino por su increíble voz al cantar: "The sound of music", "My favorite things", "Edelweiss" y "Climb every mountain".

Verla en el escenario junto a la legendaria Julie Andrews puso a más de un corazón a latir al tope, era nada más y nada menos que la actriz y cantante que inmortalizó hace medio siglo la historia de la familia Von Trapp.

Lady Gaga impresionó con su versión del musical 'The Sound of Music' para la entrega de los Óscar 2015
Lady Gaga impresionó con su versión del musical 'The Sound of Music' para la entrega de los Óscar 2015
ampliar

Para Gaga fue uno de los momentos vocales más aplaudidos de la noche, todos tenían que ver con la polémica artista, incluso la compararon con Beyonce, cuando en el 2005 cantó el tema de la "peli" "Los chicos del coro".

Pero no todo fue color de rosa para la macha. En la alfombra roja desfiló con un traje blanco y unos guantes rojos, lo que disparó las burlas en redes sociales al decir que parecía lista para lavar los platos o destaquear el escusado.

Gaga no fue la única de la que todos hablaron, Neil Patrick Harris fue otro que jaló la mirada de millones cuando salió a presentar los premios en calzoncillos.

El reto que tenía sobre los hombros debía ser inmenso, ya que debía que igualar o superar la admirada presentación que hizo Ellen DeGeneres en la entrega de los premios del 2014.

Harris entró al escenario cantando para cautivar a los espectadores y no faltaron las bromas.

Por último, salió en ropa interior para recrear el paseo de Michael Keaton por Times Square en "Birdman", la cinta galardonada como la mejor película.

Para muchos, Harris no le llegó ni a los tobillos de lo que hizo DeGeneres. Todos comentan que no estuvo mal, pero le faltó ser más espontáneo.

Por su parte, el director Alejandro Iñárritu fue uno de los más aplaudidos de la noche.

Se llevó para la casa el premio al mejor director del año y la estatuilla a la mejor película.

"El miedo es el condón de la vida. No te permite hacer cosas", dijo el cineasta, quién también pidió respeto para los inmigrantes mexicanos en EE. UU.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Lady Gaga limpió a todos en los Óscar